-Antioxidante

Elimina radicales libres y reduce sus efectos dañinos sobre el organismo. La actividad de los radicales libres está relacionada con el envejecimiento, la inflamación y desarrollo de enfermedades como el cáncer, entre otras.

-Nutritiva

Favorece la entrada de nutrientes en la célula y la salida de residuos. Además es digestiva: reduce el estreñimiento y evita las fermentaciones indeseables en el intestino.
En Japón se utiliza protocolariamente el agua hidrogenada por electrólisis en el tratamiento de enfermedades intestinales.

-Huesos sanos

Estimula la asimilación del calcio en los huesos, lo que ayuda a prevenir y tratar la osteoporosis que afecta a muchas mujeres con la llegada de la menopausia.

-Defensas fuertes

Junto con la relajación y un entorno saludable, estimula el sistema inmunitario, encargado de luchar contra infecciones y alteraciones celulares en sus fases iniciales.